Este edificio fue construido entre los años 1913 y 1917 por el arquitecto Emile Jecquier y es el principal centro de operaciones bursátiles en Chile. Está ubicado en la calle Bandera, sobre terrenos que antes pertenecieron a las monjas Agustinas. Se caracteriza por una planta de diseño triangular y por su diseño con una clara inspiración en la arquitectura renacentista francesa. Fue declarado Monumento nacional en 1981.