La Universidad de Chile fue fundada en 1842 como uno de los grandes hitos de los comienzos de la República de Chile. La construcción del presente edificio data de los años 1863 y 1872, cuando el entonces Ministro de Justicia, Manuel Montt, designó como más indicado el lugar junto a la desaparecida iglesia de San Diego. El estilo de construcción es neoclásico y se caracteriza por un diseño simple de líneas rectas.