En el terreno del sector oriente adquirido en 1940, se construyen las instalaciones de la Escuela Militar, lugar donde muchos jóvenes se preparan para ser investidos como Alférez del Ejercito de Chile. Su arquitectura estuvo a cargo del Premio de Honor del Colegio de Arquitectos de Chile Juan Martínez, cuyo estilo monumental se puede apreciar en otras de sus obras en Santiago, como el Templo de Maipú.