Ubicada en uno de los barrios con más historia de Santiago, esta iglesia se remonta a los inicios del siglo XVII y es popularmente conocida por entregar culto a “Fray Andresito”, un franciscano que falleció en la Recoleta en 1853 y a quien se lo relaciona con hechos milagrosos. Además, alberga una serie de altares y elementos pictóricos de larga data. Fue declarado Monumento Nacional en 1973.

Horarios:
Martes a sábado de 10:00 a 13:00 horas y de 15:00 a 18:00 horas