Es uno de los más importantes y antiguos centros culturales de Chile. Fue construido por el arquitecto francés Claude Brunet des Baines en estilo neoclásico al imagen de los teatros europeos. Actualmente es administrado por la Corporación Cultural de Santiago y alberga las instituciones fundamentales para el desarrollo artístico nacional. Fue declarado Monumento Nacional en 1974.