El Cerro Santa Lucía ha sido uno de los puntos más relevantes de Santiago desde que la ciudad fuera fundada por Pedro de Valdivia el 12 de Febrero de 1541. La monumental entrada neoclásica del cerro fue terminada en 1902 y armoniza en torno a una escultura del dios Neptuno todo un conjunto arquitectónico con escalinatas curvas, piletas, una amplia terraza, y un arco de triunfo rematado por una cúpula. El conjunto constituye una imagen muy evocadora del estilo de vida de la alta sociedad santiaguina de fines del siglo XIX y comienzos del XX. Desde la parada Turistik Santa Lucía podrás ver y explorar lugares de interés que incluyen: el cerro Santa Lucía, la Biblioteca Nacional, el barrio Paris-Londres, la iglesia de San Francisco del Monte, la Casa Central de la Universidad Católica de Chile, y el barrio Lastarria que cuenta con un fuerte sello cultural donde se pueden encontrar galerías de arte, restaurantes, y centros culturales.